lunes, 1 de agosto de 2016

Expedición Alaska, En busca del "Tiburón Salmón"

Expedición Alaska, En busca del "Tiburón Salmón"

En esta ocasión mi amor por los tiburones y la constante búsqueda por fotografiar tiburones al rededor del mundo, nos llevó a una cabaña en medio de la nada en Alaska, la cual se encontraba en una bahía llamada "Port Fidalgo" a 4 horas de navegación de un pueblo pesquero llamado Valdés.




El objetivo de esta expedición era fotografiar al "Tiburón Salmón" una especie muy rara y que muy poca gente el mundo han tenido la oportunidad de ver y más interactuar con el bajo el agua, lo cual le daba un toque de emoción especial a este viaje.


El primer día llevamos a la cabaña, la cual  se encontraba a pie del mar rodeada de bosque y gigantes montañas llenas de nieve, en donde una ves instalados comenzamos a preparar el equipo de buceo y las cámaras para el primer día, esta noche nos fuimos a dormir muy emocionados, pero a la ves con una gran incógnita de qué sucedería al día siguiente.




Después de pasar la noche a plena luz de día, ya que en este lugar las noches duran 2 horas, nos levantamos muy temprano a desayunar y al terminar abordamos el bote en busca de los tiburones, al llegar al sitio donde se encontraban los tiburones, cual fue nuestra sorpresa, había más de 30 aletas en la superficie, las cuales daban vueltas en círculos, lo que se me hizo raro, y más raro se me hizo que atraían a los tiburones con un arenque atado a la línea de una caña de pescar y con cómo regularmente se atraen a los tiburones con aceite y viseras de algún pescado, por lo que pregunte que por qué lo hacían así y me comentaron que estos tiburones a diferencia de otros se les atrae por la vista no por el olfato. Estuvimos tratado por un buen rato pero resultaron ser uña especie muy tímida, que solo se puede ver dos horas al día  y la visibilidad no era nada buena, todo esto hacia a el tiburón salmón una especie difícil de fotografiar, después de insistir por un buen rato logramos interactuar por escasos minutos con dos de ellos y sacar algunas imágenes, más no se pudo lograr la foto que venía a buscar, la cual esperaba lograr en los días que venían.


El tercer día seguimos la misma rutina y fuimos a buscar a los tiburones, pero o sorpresa que todas las aletas que vimos el día anterior no estaban más en la superficie, estuvimos buscando por 4 horas y nada, parecía como si el día anterior se hubieran espantado, este día regresamos a la cabaña con la moral un poco baja, más consientes de lo difícil que es fotografiar a esta especie de  tiburón que no más de 50 personas en el mundo lo han visto bajo el agua, lo cual nos ayudaba junto a mantenernos optimistas y más con la agradable compañía de nuestros amigos que vinieron a la expedición.






El cuarto día nuevamente nos levantamos e hicimos lo mismo de los días anteriores y al llegar al sitio de los tiburones, estos seguían sin aparecer, estuvimos un rato y nada, el guía comentó que había que regresar y yo le pedí que esperáramos más, después de una larga espera apareció la aleta de uno, el cual no quería comer, pero después de mostrar la carnada por un tiempo, por fin hubo oportunidad de entrar a el agua, este fue un encuentro que no duró más de 10 segundos, el tiburón pasó un poco lejos de mi cámara y con la mala visibilidad no logre tomar la foto que buscaba. Al salir del agua reflexione de lo difícil que es encontrar animales es su habita natural y más estas especies de las cuales se conoce muy poco.



Los días anteriores habíamos tenido oportunidad de fotografiar águilas, un oso y otros animales por las tardes, por lo que todo el grupo decidimos ir a otro lugar en donde tuvimos la oportunidad de fotografiar, ballenas jorobadas, orcas, lobos marinos y hasta nadamos en un pedazo de hielo que se desprendió del glaciar, todo esto hizo del quinto día, un día muy especial y emociónate, mas sin embargo me seguía faltando la foto que venía a buscar y solo me quedaba un día por delante.








El último día es sol salió y parecía que todo iba caminar bien, no había viento y todos estábamos muy emocionados, salimos al mar y los tiburones tardaron en salir, logramos sujetar a uno y un grupo que venía de americanos tuvo un muy buen encuentro, luego entramos al agua nosotros pero el TIBURON se fue. Seguimos esperando hasta que llegó otro, este último solo paso dos veces, y no estuvo con nosotros por más de 20 segundos, esta era mi oportunidad de regresar a casa con la foto que tanto buscaba, y en le momento que vi que el tiburón hizo por la carnada no dude ningún segundo en colocar mi cámara frente a él y dispararla como si fuera una ametralladora, no estaba muy seguro de haber logrado la foto que quería por qué todo fue muy rápido y el tiburón después de ese momento desapareció, lo cual me dio tiempo para mirar la pantalla de mi cámara y ahí estaban sus ojos azules y su mandíbula  color salmón con sus finos y afilados dientes tal y como lo estaba buscando, lo que me lleno de alegría y agradecimiento con la naturaleza por permitirme capturar este momento.



Al terminar el día todos compartimos imágenes y recordamos lo vivido esta gran semana.

Quiero agradecer especialmente a todos mis amigos que me acompañaron en esta expedición, a Gonzalo Idarraga, Fernanda Mijangos, Delhy Segura, Antonio Pastrana y Roberto Fuentes quienes hicieron posible esta magnífica expedición.


miércoles, 6 de julio de 2016

“Expedición Cabo” En búsqueda de tiburones toro y otras especies de tiburones de mar abierto.

-->
“Expedición Cabo” 

En búsqueda de tiburones toro y otras especies de tiburones de mar abierto.

Nuestro país es un santuario de tiburones a nivel mundial, y a cada día que pasa me gusta mas explorar y conocer a fondo los sitios en donde hay tiburones en México.

En esta ocasión nos juntamos un grupo de amigos con los que comparto el mismo gusto por lo tiburones y decidimos ir a dos lugares, primero a Cabo Pulmo que se encuentra en baja California Sur en el mar de Cortés, en donde fuimos a buscar a los tiburones toro y segundo lugar al mar abierto en Los Cabos con la idea de buscar tiburones pelágicos, todo esto en Baja California Sur.


Nuestro primer destino fue Cabo Pulmo, un pueblito habitado por no más de 350 personas y que cuenta con él mejor área natural subacuática protegida en nuestro país, y es aquí a donde a los tiburones toro les gusta estar por la cantidad de comida que les ofrece el arrecife a parte de ser una zona segura para ellos debido a que esta prohibido su pesca en el área.

Después de pasar la noche bajo un cielo cubierto de estrellas, nos levantamos temprano a hacer el primer buceo, fuimos a un barco llamado “el Vencedor” en donde los tiburones suelen estar, después de pasar un tiempo bajo el agua comenzaron a aparecer los escualos los cuales nos permitieron interactuar con ellos y hacer un excelente buceo, este día hicimos dos buceos más, unos en los jureles y otro nuevamente el barco, buceos lgual de impresionantes que el primero.

  
Al día siguiente regresamos al mismo lugar en busca de los tiburones, este día no vimos tantos como el día anterior pero aun así tuvimos la oportunidad de interactuar con un par de de ellos, lo cual nos recuerdo que bucear con estos animales no es como ir ver peces en el acuario en donde estarán siempre que los queramos ver.

Después de este día nos fuimos a pasar la noche en Cabo San Lucas y prepararnos para ir en búsqueda de tiburones pelágicos. 

  
Este día nos levantamos un poco más temprano que los otros días y comenzamos la larga navegación que nos esperaba, al salir de la Marina de Cabo San Lucas decidimos tomar dirección hacia el Mar de Cortés ya que de el lado del Océano Pacífico había mucho viento, lo que no nos permitiría trabajar bien con los animales, navegamos cerca de dos horas hasta llegar a un bajo llamo “Gorda Banks” en donde encontramos a unos pescadores los que nos advirtieron que tuviéramos ¡cuidado hay muchos tiburones!, este comentario más que asustarnos nos emocionó, nos anclamos y comenzamos a arrojar la carnada esperando a los anfitriones, de pronto apareció un tiburón sedoso, y luego tres, y luego cinco, hasta el punto de tener la lancha rodeada por mas de diez tiburones. 


Entramos al agua para ver cómo se comportaban los tiburones y la corriente me alejo de el barco, de pronto me vi solo y rodeado de más de treinta tiburones que se encontraban totalmente excitados por la cantidad de carnada que vertimos en el agua,  los tiburones comenzaron a golpear mi aletas y mi cámara insistentemente, por lo que decidí nadar hasta la lancha buscando un área segura, una ves en ella procedimos a quitar toda la carnada del agua esperando que los tiburones se calmaran y comenzamos a realizar turnos de cuatro buzos en el agua, teniendo un encuentro espectacular y único. 



Ya para terminar el día tuvimos la oportunidad de nadar con cientos de mantas movulas que se encontraban en la costa. 



Quiero agradecer a Rodrigo Luque, a Eduardo Tovar, Braulio López, Gregory Graham, Pepe Romero, Ernesto Obando y Óscar Ortiz por hacer posible esta gran expedición.

Fotogrfía por Ernesto Obando
 

lunes, 2 de mayo de 2016

“Uno de los mejores encuentros con tiburones de mi vida”


Bitácora de buceo en Júpiter, Florida.

“Uno de los mejores encuentros de con tiburones de mi vida”

En nuestra búsqueda constante de lugares de buceo con tiburones, fuimos a Júpiter, Florida, una pequeña ciudad al norte de Miami, la cual recientemente a sido visitada por aficionados al buceo con tiburones de todo el mundo, debido a la cantidad de especies de tiburones que se pueden llegar ver en un solo sitio, tiburones que regularmente se ven por separado en lugares muy remotos, los escualos que se ven aquí son: el tiburón tigre, el tiburón toro, el gran tiburón martillo, el tiburón limón y muchas otras mas.


El primer día nos levantamos muy temprano, para pasar al centro de buceo y hacer el pápelo y liberaciones de responsabilidades correspondientes, esto en caso de que algún tiburón nos mordiera, ya que con las especies que se bucea aquí, están consideradas dentro de las más peligrosas del mundo.



Una ves que nos registramos salimos al mar, el cual nos recibió con fuertes vientos y olas de dos metros, el barco se movía de un lado al otro y era difícil mantenerse en pie para armar el equipo, aun así nos preparamos y entramos al agua, en donde hicimos tres buceos espectaculares a lo largo del día, e interactuamos con cuatro especies de tiburones: el limón, el toro, el tigre y el gran martillo, los cuales nos dieron un show único, pasando a escasos centímetros de nosotros, logrando que la adrenalina corriera por nuestras venas a todo lo que daba, sobre todo cuando los grandes tigres de hasta cuatro metros de longitud golpeaban los domos de nuestras cámaras volteando el ojo con la intención de probar lo que éramos.



Fue día con mucha acción que nos dejo con muy poca energía para el resto de día, pero aun así fuimos comer una buena pasta para recuperar las calorías pérdidas y estar listos para el día siguiente.



El segundo día de buceo fuimos al mismo lugar, debido a que el día anterior nos fue muy bien en esos sitios de buceo, aun que no tuvimos la misma acción del día anterior, no fuimos defraudaron y los tiburones nos dejaron disfrutar de su majestuosidad, sobre todo la de los tiburones tigre que se encargaron de  espantar a los grandes martillos que solo pudimos ver a lo lejos.



Al terminar el día me sentía muy mal, con gripa, dolor de garanta y con el cuerpo cortado, por lo que me fui a descansar, esperando recuperarme, para no perderme el buceo del día siguiente, el cual no me quería perder por ningún motivo. 



Me levante con un intenso dolor en la garganta y oídos, y contrario de los que dicen los médicos y las reglas del buceo, me medique para no perderme este día de buceo, lo cual creo que hice bien ya que fue uno de los mejores días de buceo de mi vida:  El primer buceo lo hicimos en un cantil (que es donde comienza la caída de la plataforma continental y el mar abierto) la corriente en este tipo de buceos suele ser muy fuerte, atrayendo muchos nutrientes y vida a la zona, lo qué lo hace un estupendo lugar para observar grandes depredadores y peces pelágicos, en este caso los poderosos tiburones toro no tardaron en aparecer, los cuales atraídos por la carnada que se les ofrecía venían nadando desde las profundidades demostrando quien manda y haciendo alarde de su poder y majestuosidad, en un principio solo había tres, pero como fue avanzando el buceo siguieron llegando hasta el momento de tener casi 20 tiburones toro rodeándonos y acompañándonos hacia la superficie hasta el final del buceo.





El segundo buceo lo hicimos en el mismo barco en donde habíamos buceado los días anteriores con los tiburones limón y los tiburones tigre. Este fue el buceo mas intenso del viaje, ya que los tiburones estaban muy activos y hubo muchísima interacción, desde que bajamos los tiburones tigre se encontraban en el lugar y conforme transcurría el tiempo, más y más especies de tiburones fueron llegando al sitio de buceo, hasta el momento que estábamos rodeados de tiburones toro, tiburones limón, tiburones gata, el gran tiburón martillo y los tiburones tigre, en donde estos últimos se acercaron a más de un buzo mostrando mas interés del habitual, poniéndolos en situaciones de riesgo.


Después de un par de buceos no podíamos creer lo afortunados que habíamos sido y nos preparamos para la ultima inmersión de esta aventura con los brazos abiertos y listos a recibir lo que el mar nos ofreciera, en este sitio íbamos en busca del gran tiburón martillo, los cuales no se quisieron quedar atrás y llegaron a aparecer cuatro, se pusieron muy activos, entrando a comer la carnada que se les ofrecía y después de casi 35 minutos de buceo, al empezar a ascender y los grandes martillos nos acompañaron hasta la superficie, pasando a escasos centímetros de nosotros, haciendo de este día, uno de los mejores de mi vida!.



Después de esta aventura, no me queda mas que agradecer a Dios y al océano los afortunados y privilegiados que fuimos al vivir esto.

Espero hayan disfrutado esta bitácora y nos vemos la próxima.










Saludos
Gerardo del Villar

viernes, 15 de abril de 2016

“Tiburones, vivencias, mitos y realidades”



“Tiburones, vivencias, mitos y realidades”


Me es muy grato compartirles, que de el 17 de junio al 15 de julio del año en curso se expondrá mi exposición fotográfica llamada: “Tiburones, vivencias, mitos y realidades” en el Hotel Presidente Intercontinental de la Cuidad de México, ubicado en la calle de Campos Elíseos 218, en la colonia Polanco, la cual estará abierta para todo el publico en los días antes mencionados.



Con esta exposición pretendo que las personas, se sumerjan en el azul de los océanos y conozcan mas a fondo este magnifico depredador incomprendido que es “El Tiburón”. 





Esta consta 17 espectaculares fotografías que se presentaran en diferentes formatos y tamaños, y que muestran lo que ha sido mi trabajo en los últimos 8 años con estos maravillosos peces que reinan los 7 mares.



Otro de los objetivos de esta exposición, es seguir con el trabajo de difusión sobre la importancia de la conservación y protección de las especies de tiburones en el mundo.





Y por ultimo espero poner mi granito de arena para lograr que las personas le tengan un poco mas de simpatía a los escualos y nos ayuden a quitarles la mala fama de monstruos que actualmente tienen.



Espero nos puedan acompañar durante ese mes y hasta la próxima. 

lunes, 4 de abril de 2016

Los tiburones blancos apoyan el autismo.


Los tiburones blancos apoyan el autismo.

 
Mi pasión por los tiburones es muy grande, pero mi pasión por los seres humanos es mayor y cuando se trata de niños que requieren algún tipo de ayuda se me mueve el corazón y busco alguna manera de ayudarlos.

El otro día me junte con mi buen amigo Gerardo Gaya quien preside la asociación Iluminemos de Azul, AC y tiene como objetivo crear conciencia acerca del autismo, para que a través de la recaudación de fondos en colaboración con las instituciones mas representativas de México se pueda proporcionar tratamiento y apoyo a las familias que lo necesita.


Gerardo Gaya y Yo llevábamos tiempo platicando forma de hacer algún proyecto en conjunto, el cual tenga relación sobre las actividades que venimos realizando  últimamente y buscar lograr un beneficio en primera instancia para los niños con autismo en México y en segunda instancia ayudar quitar la mala fama que tienen los tiburones a nivel mundial, estas dos razones nos impulsaron a realizar una “Expedición Extraordinaria a la Isla de Guadalupe” en la cual iremos a observar a los tiburones blancos y parte de los fondos recaudados en esta ocasión sean para “Iluminemos de Azul, A.C.”.


Cuando hablamos de la relación entre tiburones y humanos lo primero que nos viene  a la mente es un monstro come hombres, pero es esta ocasión fuera de lo que muchos pensar, este depredador de los océanos que esta al borde de la extinción por culpa de la pesca excesiva nos ayudara a recabar fondos para esta buena causa humanitaria.


Con este evento extraordinario esperamos captar alrededor de $75,000.00 en dinero para el apoyo de estos maravillosos personas, si gustas ser parte de esta experiencia única entra a este link: http://www.buceomexico.com/tibur-n-blanco-.html 

Conoce mas acerca  de Iluminemos de Azul: http://iluminemosdeazul.org 

Hasta la próxima.



lunes, 21 de marzo de 2016

Haz tus sueños realidad.

Haz tus sueños realidad.

Hace poco impartí una conferencia a mas de 100 niños, en un colegio en donde tuve la oportunidad de platicar con ellos sobre “Como hacer realidad los sueños, aprovechar los miedos y cuidar aquello que amas”
Lo que mas disfrute ese día fue ver a los niños compartiéndome sus sueños con esa inocencia que los caracteriza, pero a la vez con firmeza y confianza de que su sueño se hará realidad algún día, esto me hizo recordar cuanta gente a lo largo de mi vida me dijo que aterrizara, que fuera realista y que lo que traía en mente no se podía lograr, y si a estas personas negativas les hubiera hecho caso mis sueños nunca se hubieran hecho realidad.




El día de hoy les quiero compartir lo que me ha funcionado a mí para hacer mis sueños realidad:

1.    Escoge bien tu sueño:
Todos tenemos varios sueños, así que lo que hay que hacer es escoger un sueño que realmente deseemos, algo por lo cual estaremos dispuestos a fracasar y volver a levantarnos, algo por lo que sacrificaremos amistades y eventos sociales, tendrás que estar abierto a recibir criticas, a que gente envidiosa hable mal de ti y mucho mas cosas que no te van agradar, pero si el sueño que escogiste vale la pena, superaras todo esto para hacer realidad tu sueño.

2.    Vive tu sueño día a día:
Lo mas importante de un sueño no es lograrlo, si no vivir y disfrutar cada momento en el que estés intentando lograr tu sueño, recuerda que en la vida nadie tiene garantizado su futuro, así que, no te olvides de disfrutar el presente sin perder de vista tu objetivo en el futuro.

3.    Visualiza tu sueño:
Cuando cierres los ojos, imagina en todo momento como será tu sueño, como será cuando lo hayas logrado, y esta seguro de que lo vas a lograr.

4.    No limites tus sueños por falta de recursos económicos:
Si los grandes soñadores de este mundo se hubieran limitado por esta razón, no hubieran logrado sus sueños y el mundo no habría evolucionado como la ha hecho hasta hoy. Por poner un ejemplo, Walt Disney se quedo en la calle mas de una vez sin tener que comer, y hoy en día sus parques, mas que ser una empresa multimillonaria son una institución que da alegría y felicidad a millones de niños y adultos alrededor el mundo.

5.    El talento sin trabajo, nunca te llevara a hacer un sueño realidad:
Puedes tener el talento mas grande del mundo para realizar aquello que deseas, pero no te olvides que para lograr lo que quieres el talento solo te dará es el 10%  de lo que requieres para lograrlo, y el otro 90% te lo dará el trabajo duro, la constancia y la disciplina.

6.    Haz y ejecuta un plan de acción.
Como lo mencionamos anteriormente, un sueño no llegara solo por desearlo, así que para lograrlo realiza un plan de acción con tiempos y acciones a seguir, en el cual puedas revisar constantemente y revisar si estas cumpliendo tus objetivos.

7.    No atraigas el fracaso.
Aun que la posibilidad de fracasar en tus sueño siempre estará presente, no la visualices, quita todo pensamiento negativo de tu mente y sigue firmemente con tu plan de acción sin quitar la mira de tu objetivo.

8.    Lo difícil no es llegar, si no mantenerte.
Cuando alcanzamos nuestros sueños, lo mas común es que nos relajemos y descuidemos eso que tanto trabajo nos costo lograr, si hay disfrutar nuestros logros, pero ten presente el trabajo que te costo lograr ese sueño y que para mantenerlo vivo hay que seguir trabajando igual de duro, replantear el camino y renovar tus ideas.

Espero que estos consejos te ayuden a lograr eso que tanto deseas.


Hasta la próxima.



Gerardo del Villar